Biodiversidad

De Enciclopedia Guatemala
Saltar a navegación, buscar

Contenido

Bíologo.Carlos R. Vásquez Almazán

Durante mi niñez en los viajes realizaba a la costa sur, a la casa de mi abuela en Tiquisate, Escuintla; siempre me llamaron la atención los animales. Mi abuela como buena ama de casa de la costa siempre tenía lleno su enorme patio de gallinda, patos y cerdos. Recuerdo que mi gran diversión & fascinación era corretear y agarrar gallindas y patos en el patio de mi abuela. Siempre he sido una persona muy inquiera, y conforme fui creciendo mi curiosidad también aumento.

Descubrí en uno de tantos viajes que en ciertos agujeros en las paredes del corredor de mi abuela se escondían animales por todos lados, y me sorprendió de sobremanera que muchos de ellos eran enormes sapos [CHAUNUS MARINUS]. Me llamaba la atención sacarlos de sus escondrijos diurnos, pues como bien mi abuela me contaba se escondían durante el día y en las noches salían a comer cualquier incauto insecto o cucaracha que pasara cercana a ellos. Jugaba agarrando los sapos cada vez que encontraba uno, y mi abuela únicamente me decía que los dejara que me iban a tirar leche y que era dañina. Cada invierno que pase en la casa de mi abuela esperaba con ansias las noches de lluvia, pues de la nada aparecían cientos de sapos y ranas saltando por doquier, y mi abuela me decía que querían café [cafetee, cafetee, cafetee] por la forma peculiar del canto, asociado a lo que ella comprendida.

Mis padres nunca me dejaron ir solo a casa de mi abuela porque tenía miedo que algún animal venenoso me mordiera, pues aprecian culebras de vez en cuando esto era por desconocimiento a estos fascinantes animales. Lo único que hacían era esconderse durante el día pues son de hábitos nocturnos. También mi inmensa curiosidad y que no les temo contribuyo a ello. Guatemala tiene una gran diversidad de especies de anfibios, actualmente contamos alrededor de 142 especies entre sapos, ranas, cecilias y salamandras.

Los anfibios en Guatemala pueden encontrarse en todo el país, pero son más abundantes en las tierras bajas donde el calor y las grandes concentraciones de agua a charcas o ríos caudalosos son aprovechados por muchas especies para reproducirse. Las especies endémicas de nuestro país se encuentran en las altas montaneas, en las cordilleras y en la cadena volcánica donde los ecosistemas son únicos. En las noches lluviosas pueden observarse, aun, en algunos sitios decenas de ranas y sapos cantando en las charcas o agudas o en las frías quebradas que bajan de las montaneas.

Los anfibios están en peligro de extinción, actualmente en el mundo cientos de especies están desapareciendo sin que nos demos cuenta de ello, los cientos de ranas que usualmente observábamos en las charcas [cuando éramos niños] ya no son tan abundantes como antes. El desconocimiento e ignorancia en cuanto a este grupo de animales ha sido un peligro que se ha cernido sobre ellos, la gente los mata por creyéndolos venenosos y les teme sin causa alguna que lo amerite. La contaminación de las aguas, los pesticidas, la deforestación, las sequias, las enfermedades y el cambio climático son otras causas que han acelerado su desaparición y más de la mirada de las especies de Guatemala están en riesgo de desaparecer y extinguirse.

Esta guía busca ser un aporte al conocimiento de los anfibios en Guatemala, que la gente conozca sus historias de vida y ayude a romper el miedo injustificado que se les tiene. Esperamos que la información contenida en este texto contribuya a su conservación en el futuro para que las futuras generaciones puedan aprender y deleitarse observando a estas fascinantes caricaturas que tienen en este planeta más de 200 millones de años y aun están luchando por sobrevivir, junto a nosotros los humanos. Carlos R. Vásquez Al mazan ¡LAS JOYAS DEL BOSQUE!

¿Qué es un anfibio?

Son animales que pasan parte de su vida en el agua y otra en la tierra. Su nombre significa ambas vidas. Cuando son renacuajos respiran por branquias y cuando son adultos respiran por pulmones. Poseen piel desnuda y húmeda y también respiran por ella son de hábitos nocturnos de día están durmiendo de noche están activos alimentándose, reproduciéndose o simplemente cantando por los bosques de Guatemala.

Los anfibios son animales muy antiguos, aparecieron en la tierra antes de los dinosaurios desde el periodo carbonífero después de la gran extinción cretácico aun subsisten un muchos de ellos especies incluso en Guatemala recuerda cuando eras niño, encontraras historias en tu mente asociada a cantos nocturnos que adornaban las noches cálidas, de las costas o visitas a los sitios rulares donde algún familiar que Vivian en el campo es importante reconocer y mencionar la importante evidencia para valorar a los anfibios, en particular porque son abundantes e inofensivos , y ellos podrían ser unos de los animales silvestres, descubiertos por los niños y jóvenes que los condeciría a una profunda apreciación de la naturaleza.

Sus brillantes colores o sus extrañas formas y medios de locomoción pueden fascinar o causar admiración en cualquiera, aunque a veces las sensaciones pueden traicionarnos y darnos un sentido de miedo y repulsión. Están ahí para que los conozcas como padre de ese vasto mundo natural que nos rodea y te espera como una aventura por descubrir, y como parte de importante de un grupo tan diverso en Guatemala.

Cecilias o Tapalcuas

Este grupo de anfibios no tienen patas y viven en las regiones tropicales del mundo. En Guatemala habitan en cierra de caral, cierra de las minas, cierra de santa cruz, Peten, la cadena volcánica de la costa sur, las verapaces, etc. Poseen un cuerpo largo como un gusano y dividido en segmentos son ciegas totalmente pues están adaptadas a la vida subterránea.

Tienen hábitos cavadores lo cual lograncon su cuerpo cilindrico similar a los gusanos de tierra. Llegan a medir desde 25 hasta 60 cm en los ejemplares adultos. Se alimentan de gusanos que casan entre los sitios fangosos o donde se pudren las hojas y la materia organica. En Guatemala habitan 3 especies de los géneros Dermophis y Gymnophis.

Estos inusuales animales carecen de miembros para locomoción pero poseen características especiales que los hacen únicos por ejemplo, poseen un craneo duro que les permiten enterrarse en la tierra blanda y húmeda de los sitios donde habitan. sus ojos están reducidos a pequeños puntos negros bajo la piel o bajo el hueso y muchos surcos forman anillos a lo largo de todo su cuerpo dándoles esa forma tan particular. Las especies cecilianas que existen en Guatemala no tienen cola y la parte posterior del cuerpo es redonda.

Salamandras o Niños Dormidos

Son pocos conocidos pues no cantan y no saltan tanto como sus primos las ranas y los sapos. Tienen 4 patas y una cola larga que los ayuda a trepar por los arboles y a poder escapar de sus depredadores. Viven en muchos sitios en el bosque invadieron los trópicos desde el norte de América y descubrieron un sitio en Centro América que les brindo muchos ecosistemas para vivir por lo cual ahora tenemos muchas especies de ellas.

Guatemala es una de los centros más importantes de diversidad de las salamandras pletondontidas a nivel mundial. Este grupo migro desde el norte divesifico de gran manera en las tierras de mediana altura y alta montaña y en los volcanes de nuestros países. Todas las salamandras de Guatemala no tienen pulmones y respiran únicamente por la piel húmeda y desnuda. No son venenosas y pueden encontrarlas por las noches húmedas trepando por troncos y hojas en los bosques, en paredones en las montañas y entre las hojarasca de los bosques. La salamandra más grande de Guatemala mide cerca de 12 cm y la más pequeña mide a penas unos 3 cm de largo e individuos adultos.

En Guatemala habitan 41 especies de los géneros bulitoglossa y Cryptotriton, dendrotriton, Nototriton, Bradytriton, nyctanolis, Oedipina y Pseudoeucurycea. Existen especies de habitos terrestres, de habitas arborícolas que viven solo en gallitos o brómelas e incluso especialistas de la hojarasca de los bosques. El 42 por ciento de todas las salamandras que habitan en Guatemala es endémico es decir solo viven en nuestro país. Existe solo un genero endémico de anfibios para Guatemala y es una salamandra del genero braditriton que habita en los bosques de los cuchumatanes en Huehuetenango.

Muchas solo pueden vivir en ciertos tipos de hábitat como los bosques nubosos de la montaneas, otra viven amplias aéreas extensa a lo largo y ancho del país.

Sapos y Ranas

Son los más conocidos de los anfibios. Tienen cuatro patas, la piel húmeda y no poseen cola cuando llegan a adultos. Se conocen como las joyas del bosque por su colorido, gran variedad de formas y combinaciones de colores, gran variedad de formas y combinación de colores, los hace muy vistosos dignos de inspiración para cualquier artista.

Se encuentra en todo el país, y son más abundantes en las tierras bajas y cálidas, pero también las puedes encontrar en las altas montañas de Guatemala. En las noches lluviosas puedes encontrarlas cantando y croando a la orilla de charcas o sobre las hojas del bosque, las lluvias refrescar sus cuerpos y los hace tener explosivas noches de actividad.

En Guatemala habitan 97 especies de los géneros Agalychnis, Bromeliohyla, Duellmanohyla, Hyla, Bufo, Plectrohyla, Ptychohyla., Scinax, Smilisca, Gastrophryne, Hypopachus, Rana, Engystomops, Craugastor, Eleutherodactylus, Triprion, Leptodactylus, Rhynophrynus. Existen especies de hábitos acuáticos, de hábitos terrestres y de hábitos argólicas. El 22 por ciento de todas las especies de ranas y sapos que habitan en Guatemala es endémico, es decir solo viven en nuestro país.

Muchas solo pueden vivir en los bosques de montaña o en los bosques húmedos tropicales del Caribe guatemalteco. Muchas de las cuales son únicas en el mundo, por lo cual debemos apreciarlos y conservarlos.

¿Dónde viven los Anfibios?

Los anfibios viven en distintos sitios, los cuales deben contener suficiente humedad y mantenerse así durante todo el año y no deben estar contaminados. Viven cerca de los ríos, lagunas, arroyos, charcas dentro o cerca del bosque, e incluso pueden vivir en las grandes hojas de los gallitos que acumulan agua en los arboles altos del bosque. Por las noches puedes encontrarlos entre charcas! Arroyos, lagunas, ríos e incluso pequeñas cascadas en los bosques de montaña de Guatemala.

Algunos incluso viven entre el bosque y se esconden dentro de toda la hojarasca de suelo que mantiene. Humedad y condiciones adecuadas para que allí se escondan durante el día y por las noches aparezcan como por arte de magia ciento de ellos. Algunos como las salamandras viven entre troncos, bajón rocas entre pequeñas grietas e incluso pequeñas cuevas, siguanes o en formaciones rocosas en montaneas y volcanes de Guatemala. Las cecilias viven entre la tierra y el humus pues cavan en el suelo húmedo y suave de los bosques donde habitan.

Reproducciones y Metamorfosis

Tienen diferentes maneras de reproducirse, la mayoría como las tanas y sapos ponen huevos dentro del agua de ríos y charcas en los bosques. Alguno ponen huevos en las hojas sobre las charcas o lagunas en los bosques y al salir los renacuajos caen directamente en el agua donde se desarrollan. Sufre un cambio que se llama metamorfosis, al salir del huevo son renacuajos y respiran por branquias. Luego de varios días su forma empieza a cambiar, les salen patas, empiezan a perder la cola, se forma sus pulmones y luego salen del agua, empiezan a respirar de la atmosfera, y ya están listos para vivir fuera del agua en el bosque.

Algunas ranas se reproducen completamente en lo alto de los grandes árboles de nuestros bosques. En las plantas conocidas como gallitos o brómelas se acumula agua de lluvia, donde ponen sus huevos y los renacuajos sufren su metamorfosis en lo alto del bosque hasta que son adultos y pueden vivir afuera en el bosque.

Algunos ya no necesitan del agua para reproducirse, ponen sus huevos en la hojarasca húmeda del suelo del bosque. Estos tienen dentro una capa de agua donde ocurre todo su desarrollo y al salir del huevo es igual a sus padres.

Las salamandras de nuestro país también se reproducen de esta manera, no utilizan cuerpos de agua sino ponen sus huevos dentro de sitios la madre está repleta de agua y ella los protege y los mantiene húmedos en el bosque, e incluso algunas veces la madre esta relata de agua y ella los protege y los mantiene húmedos con su cuerpo hasta que sus hijos ya están listos para salir y vivir en el bosque. Las cecilias que habitan en Guatemala nacen vivas directamente de la madre y son idénticas a los adultos.

¡Coros nocturnos del bosque!

Las ranas hacen por las noches lo que las aves hacen por los días… ¡¡¡Les dan una voz!!! [Archie Carr, 1973. En las regiones cálidas durante las noche lluviosas es común escuchar ciento de cantos y coros que acompañan las gotas de lluvia, que dan vida a todo lo que tocan. Son los anfibios que acompañan la noche en busca de alimento, de una pareja o simplemente durante un paseo por el bosque. Únicamente las ranas y los sapos croan o cantan, las salamandras y las cecilias no emiten canto alguno.

Existen cientos de tonos y cantos distintos como ruuuhrrr ruuuhrrrr!!, buap buap buap!!!!, beeeppp beeeppp!!!, flickrr flickrr, y muchas frecuencias y sonidos que no se pueden describir. Solamente los machos de los sapos y ranas cantan. Para ello tienen unos sacos debajo de la garganta que se inflan y funcionan como cajas de resonancia que hacen que sus cantos y sonidos sean amplificados para llegar muy lego dentro del bosque, a la vez de direccionar y modificar los signos acústicos.

Los cantos son identificados por las hembras de cada especie y estas son atraídas hacia ellos para reproducirse. Poseen tímpanos externos que se ven a simple vista con los cuales captan los sonidos de sus pretendientes y poder encontrarlos en la oscuridad y exuberancia del bosque.

Los anfibios y el ecosistema

En los ecosistemas tropicales los anfibios podrían exceder en número de individuos y en biomasa total a todas las otras clases de vertebrados terrestres [reptiles, aves y mamíferos].Es probable que sean tan abundantes porque tanto sus larvas como los adultos, obtienen su alimento primariamente de los abundantes invertebrados, especialmente insectos.

Adicionalmente las larvas de los anfibios obtienen alimento de material vegetal, como algas y detritos que se encuentra abundantemente en los ecosistemas acuáticos. En los ecosistemas agrícolas los anfibios juegan el importante papel como agente de control de las plagas de invertebrados, especialmente de insectos.

Si desaparecerían los anfibios de estos ecosistemas, podrían aumentar las plagas a las cosechas y cultivos. Esto originaria subsecuentemente el aumento en el uso de insecticidas y pesticidas. Por aparte los ecosistemas de agua dulce y terrestres, los anfibios tanto larvas como adultos representan el mayor recurso alimenticio para muchos depredadores incluyendo grandes invertebrados, pescados otros anfibios, reptiles [especialmente serpientes], aves y mamíferos. A través de su proceso de metamorfosis son un puente entre la transferencia de nutrientes desde los ecosistemas acuáticos a los ecosistemas terrestres incluyendo los bosques.

Farmacias de la Naturaleza

El valor potencial de los anfibios para la medicina moderna esta iniciando bajo un incremento de estudios científicos, con la diversidad de secreciones de la piel producida por los anfibios inicia un particular interés. La piel de un anfibio debe proteger al animal contra muchas presiones ambientales, incluyendo las enfermedades y la depredación.

La piel de las ranas y los sapos es un reservorio de medicamentos que ha sido usado por muchas culturas desde tiempos antiguos. Cada especie de anfibio posee su propio arsenal de componentes químicos almacenados en la piel para protegerlos de los depredadores y los microorganismos. En estos se incluyen aminas, esteroides, proteínas alcaloides, péptidos.

Este paquete de venenos es un primer recurso de ayuda para desanimar a los depredadores, contienen antibióticos e inhibidores de dolor. Las glándulas granujales de la piel producen un compuesto de sustancias inactivas, que incluye péptidos con actividades antimicrobiales. Estas sustancias matan los microorganismos rompiendo las membranas de sus células e rompiendo las membranas de sus células e interfiriendo el vital proceso de replicación celular de los microorganismos.

Varios cientos de péptidos antimicrobiales de anfibios han sido aislados y su número sigue creciendo rápidamente. Cada especie tiene su propio repertorio de péptidos. La mayoría de péptidos han sido aislados por sus actividades antimicrobiales. Un ejemplo de un péptido inhibidor de amplio espectro es caerina. Esta Caerina 1.1 ha mostrado inhibir bacterias Gram positivas y Gram negativas, inhibir el crecimiento de células cancerosas, inhibir el crecimiento de células cancerosas, inhibir las infecciones virales de las células huanas [como el VIH y el hermpes simplex], prevenir el crecimiento del parasito de la malaria y matar nematodos.

Los péptidos antimicrobiales aislados de la piel de los anfibios tienen potencial para desarrollarse como agentes terapéuticos para usarse en la piel o en las ucosas. La mayoría de los péptidos antimicrobiales de anfibios son pequeños y podrían ser químicamente sintetizables, pero su costo es una barrera para su desarrollo como futuras medicinas seguras y eficaces. Lo único razonable que podemo aprender por ahora es explotar este conocimiento para el beneficio de la salud humana como también para la salud de los anfibios.

Mitos y Supersticiones

Existe una gran cantidad de historias tejidas alrededor del desconocimiento y desencanto creado alrededor de estos animales que a diferencia de las ranas y sapo son poco concidos por sus hábitos secretivos y nocturnos.Algunas historias llegan incluso a satanizar a estos individuos, creando presión sobre supervivencia pues la personas al encontrarlos los matan, por temor a sufrir alguna acción o síntoma descrito en estos mitos infundados.

A continuación describimos algunos que ocurren en nuestro país, para aportar al conocimiento y lograr desvanecer este conocimiento erróneo creado alrededor de estas especies fascinantes de nuestra fauna.

Existe la creencia que la tapalcúa [se refiere a los anfibios conocidos como cecilias] se introduce en el ano de las personas que van hacer sus necesidades al campo, y no sale del onrganismo hasta que el individuo afectado se sientaen un recipiente con leche para atraer al animal que salga de nuevo. Esta afirmación es totalmente flas, pues es un anfibio que viven entre la tierra y no sale de día, menos para perseguir a los humanos e introducirse en su cuerpo. Ádemas son animales muy difíciles de encontrar pues son muy escurridizos y no gustan de la leche pues se alimentan de gusanos.

Se comenta entre las aldeas y los pueblos que los sapos tiran leche por la boca si son molestados por los niños o las personas tratan de cazarlos. Esto no es cierto, pues no expelen nada por la boca, únicamente la lengua para atrapar su alimento.Poseen glándulas atrás de los ojos que si se presionan fuertemente, sale de ellas una sustancia lechosa que irrita la piel de la cara y las partes sensibles.

Existe la creencia que las salamandras o niños dormidos como se les conoce una buena parte del territorio guatemalteco, son venenosas y matan a las personas si las tocan. Las salamandras no son venenosas y no matan a las personas si las tocan. Estas únicamente viven bajo troncos podridos en el bosque o entre leña pero no hacen daño a los humanos pues no poseen veneno. Poseen algunas sustancias toxicas que expelen de la cola cuando son atascadas, botando la cola para poder distraer al depredador y poder escapar del peligro.

Ayúdenos a conservarlos

Los anfibios tienen una serie de características fisiológicas, ecológicas y de historias de vida que los hacen muy susceptibles a los cambios ambientales. Son considerados valiosos indicadores biológicos para medir los cambios en los ecosistemas acuáticos y terrestres. Las reducciones en las poblaciones o en número de especies estar directamente relacionadas a la degradación de los ecosistemas.

La piel y los huevos de los anfibios son fisiológicamente muy permeables a gases o líquidos, y pueden rápidamente absorber contaminante o sustancias toxicas presentes en el ambiente. La contaminación con alguna sustancia puede resultar en una rápida disminución en las problaciones, en un nivel mas dramáticos puede conducir a una metamorfosis anormal desde los estadios larvarios hasta las formas adultas.

Debemos ayudar a no contaminar las fuentes de agua de nuestro país, para que no dañe las problaciones de renacuajos y anfibios adultos que allí viven. La tala acelerada de bosques debe terminar, los cambios drásticos de temperatura y humedad que ocurren con la tala inmoderada, destruye su hábitat y altera las condiciones ambientales minimas que necesitan para sobrevivir.

Debemos evitar el uso de pesticidas y productos químicos a gran escalaen las áreas agrícolas, pues el exceso de estos contamina las aguas, mata y altera los ciclos de supervivencia de estos animales que nos ayudan grandemente en el control de plagas de insectos que dañan las cosechas y eventualmente pueden transmitir enfermedades.

Debemos proteger los bosques que serán el bienestar y futuro de las próximas generaciones y poder heredar un país verde y limpio con todas estas criaturas fantásticas que nos acompañan desde la formación del planeta.

Créditos

Este Material fue realizado gracias al apoyo de:

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
googleadsense
Herramientas

Acciones