Nakum

De Enciclopedia Guatemala
Saltar a navegación, buscar

Historia de las investigaciones arqueológicas en Nakum Situado en el noreste de Guatemala, en la zona del Parque Triángulo, Nakum constituye un importante centro de la cultura maya. Sus ruinas se hallan en el departamento de El Petén, a una distancia aproximada de 25 kilómetros en línea recta de Tikal. Nakum fue descubierto en 1905 por el explorador francés conde Maurice de Périgny, quien realizó el primer plano esquemático del sitio (Perigny 1908, 1911).

Las siguientes expediciones, dirigidas por Alfred Tozzer y Raymond Merwin del Peabody Museum de la Universidad de Harvard, dieron como resultado un reconocimiento más detallado de las ruinas así como la elaboración de un mapa detallado de Nakum y planos de sus mayores estructuras más grandes (Tozzer 1913). Posteriormente, en el año 1915 y en los años 20 del siglo XX, Sylvanus Morley visitó en varias ocasiones la ciudad a fin de documentar todos sus monumentos.

A partir de las exploraciones plurianuales realizadas en la zona del Petén elaboró una publicación monumental, titulada “The Inscriptions of Peten”, que, además de otros múltiples centros mayas, abarca igualmente Nakum junto con una abundante documentación de sus estelas y altares. No fue hasta principios de los años 70 cuando otro investigador, Nicholas Hellmuth, mostró su interés por Nakum y visitó dicho lugar en dos ocasiones; a raíz de estas visitas, preparó un nuevo plano actualizado del sitio así como dos publicaciones, entre ellas un informe entregado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala (IDAEH) (Hellmuth 1978, 1992).

En 1989 el Instituto de Antropología e Historia de Guatemala inició las primeras labores de conservación de algunas de las estructuras más importantes del centro del sitio Nakum. A partir de 1994 dio inicio un programa sistemático de investigación arqueológica como parte de las actividades del Proyecto Triángulo. El programa de investigación estuvo dirigido hasta el año 2001 por Bernard Hermes y a partir de 2002, por la arqueóloga Zoila Calderón. Los trabajos de investigación se enfocaron primordialmente a la excavación de edificios mayores, situados en el Sector Sur de la ciudad (área de la Acrópolis, de la Plaza Central y Este) (Hermes 2002, Hermes y Calderón 2002, Hermes y Źrałka 2008) en apoyo a los trabajos de restauración de los mismos.

En el año 2006 dio inicio un nuevo proyecto auspiciado por la Universidad Jaguelónica de Cracovia, Polonia que enfocó sus objetivos de investigación en los edificios y complejos sin investigar. descripción del sitio.

Nakum se divide en dos sectores principales denominados norte y sur. El Sector Norte se compone de una extensa plaza (Plaza Norte), que limita por su lado occidental y oriental con unas plataformas, en las que se alzarían construcciones de escaso tamaño, realizadas con materiales perecederos así como un templo - pirámide de gran altura (Edificio X). Del lado septentrional de la plaza se encuentra una amplia plataforma, en la que se erigió una construcción palaciega y tres plataformas menores (el llamado Grupo Norte). La parte sureste de la Plaza Norte limita con un conjunto de catorce construcciones (denominado el Grupo Este o Grupo de Merwin), edificadas sobre una gran plataforma. Lo más probable es que se tratase de edificaciones residenciales.

Los sectores Norte y Sur se comunican mediante una calzada elevada de aprox. 250 m de largo, (Calzada de Perigny). Asociado a su extremo suroeste se encuentra una cancha de juego de pelota. El Sector Sur se compone de dos plazas amplias denominadas Central y Este, un área de menor tamaño, denominado Plaza Sureste y un conjunto de gran tamaño, la Acrópolis. Las Plazas Central y Este están delimitadas por grandes construcciones piramidales (Edificios A, B, C y V) mientras que la Plaza Sureste es dominada por el Edificio U que es la construcción piramidal más alta de Nakum.

De gran importancia es el complejo denominado la Acrópolis que está conformado por gran cantidad de edificios agrupados alrededor de 12 patios (la mayoría de ellos son palacios), erigidos sobre una inmensa plataforma cuadrangular.

En la parte centro sur del basamento de la Acrópolis se encuentra otra edificación de gran altura, denominada Acrópolis Interior; en la última fase de su construcción se hallaban sobre ella cinco edificios. En el periodo Clásico Terminal (IX-X s. d.C.) la Acrópolis Interior probablemente fue el lugar de residencia del soberano y su familia.

El sitio Nakum no sólo está formado por su centro monumental sino que también abarca su extensa periferia, en la que están dispuestos numerosos conjuntos residenciales. Las exploraciones de la periferia realizadas por el Proyecto Triángulo entre los años 2001 y 2003 permitieron documentar 36 grupos residenciales, en los que vivían tanto los representantes de la clase media como los miembros de las clases más bajas de la comunidad local (Hermes et al. 2005, 2006).

Tal y como confirman los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por el Proyecto Triángulo en la parte sur del sitio, el asentamiento inicial debe vincularse al periodo Pre clásico Medio (800-300 a.C.), época de la que datan las construcciones más antiguas conocidas como las del área de la Acrópolis y del Grupo Merwin. En el periodo Pre clásico Tardío (300 a.C.- 250 d.C.) se remodeló la mayoría de conjuntos arquitectónicos existentes, erigiéndose a la vez nuevas construcciones. Los investigadores asocian con el Clásico Temprano (250-600 d.C.) cuatro construcciones levantadas en estilo talud-tablero, característico de Teotihuacan en México Central. En el periodo Clásico Tardío (600-800 d.C.) se produce un gran desarrollo así como una ampliación del centro.

No obstante, el mayor auge constructivo de Nakum tiene lugar en el periodo Clásico Terminal (IX-X s.), cuando la ciudad adquiere su forma arquitectónica final. No cabe duda de que entre los rasgos más significativos del sitio se encuentra la intensificación de la actividades constructiva y un importante crecimiento demográfico en el periodo Clásico Terminal (alrededor de 800-900/950 d.C.), momento en que la mayoría de los centros situados en las Tierras Bajas Mayas sufre un colapso. Se puede suponer que dichas circunstancias tienen que ver con la ubicación de Nakum en la parte media del río Holmul, debido a lo cual se trata de un lugar perfecto para convertirse en puerto fluvial, formando parte de una ruta comercial. Parece que fue precisamente dicha ubicación favorable la que permitió a las élites de Nakum mantenerse en el poder y controlar el comercio a lo largo de aproximadamente 100 años tras el colapso de la mayoría de los centros urbanos importantes como Tikal o Naranjo.

Inicios de las investigaciones polacas en Nakum La historia de la participación del equipo polaco en las exploraciones del área del Parque Triángulo en Guatemala se remonta al año 1999, cuando, gracias a la ayuda del catedrático Mariusz Ziółkowski, por entonces jefe de la Misión Arqueológica Andina (en la actualidad, Centro de Estudios Precolombinos), dos estudiantes polacos (Justyna Olko de la Universidad de Varsovia y Jarosław Źrałka de la Universidad Jaguelónica de Cracovia) fueron aceptados como miembros del grupo del Proyecto Triángulo. Los estudiantes polacos participaron en las exploraciones realizadas en los sitios de Nakum, Yaxha y Naranjito, dedicándose, entre otros, a documentar los grafitos precolombinos e interviniendo en los trabajos arqueológicos efectuados en la parte monumental de los mencionados centros. Todo este trabajo fue supervisado por Lic. Bernard Hermes, director del programa de arqueologia en sitio Nakum detro del Proyecto Triángulo. En 2004, se unió al grupo Wiesław Koszkul, doctorando de la Universidad Jaguelónica de Cracovia, quien previamente había participado en exploraciones de los sitios de la cultura maya situados en Belice.

En 2005 Jarosław Źrałka y Wiesław Koszkul decidieron dirigirse al gobierno guatemalteco y conseguir una autorización para llevar a cabo un proyecto nuevo en Nakum. Un año después de que los arqueólogos polacos obtuvieran el correspondiente permiso comenzó a realizarse en Nakum un nuevo proyecto, que adoptó el nombre de Proyecto Arqueológico Nakum. A lo largo de las cinco temporadas de investigaciones trabajaron en Nakum especialistas representantes de diversas disciplinas científicas (arqueólogos, antropólogos y especialistas en conservación), procedentes de Polonia y de Guatemala, asistidos por aproximadamente veinte estudiantes de ambos países.

No obstante, antes de que los investigadores polacos pudieran empezar con sus excavaciones les esperaba mucho trabajo relacionado con la organización en la selva de la base arqueológica, junto a las ruinas mayas. En 2006, gracias a una modesta financiación se construyó en la selva una cabaña rematada con una cubierta de hojas de palmera, que hacía las veces de cocina y de laboratorio arqueológico, esto es, lugar en que durante las excavaciones se acumulan, se reconstruyen y se documentan materiales de cerámica y otros monumentos.

Justo al lado se instaló una ducha provisional. Las sillas, los bancos y las estanterías se realizaron con materiales obtenidos de los árboles talados en la selva y de las tablas adquiridas en la localidad de Santa Elena, situada a más de 80 kilómetros de Nakum. Precisamente esta era la distancia que se debía recorrer para transportar a Nakum comida y agua. Sin embargo, en algunas ocasiones, durante la época de lluvias, el vehículo alquilado, a pesar de ser de tracción a las cuatro ruedas, no pudo llegar a Nakum al quedar encallado en el barro del camino. A veces resultó necesaria la ayuda de más de diez personas, obligadas a recorrer una distancia de más de diez kilómetros para llegar al lugar en que se había encallado el vehículo y sacarlo del barro o agua mediante cuerdas. En lo que se refiere a las condiciones climatológicas, la temporada de 2008 (mayo-junio) resultó ser la más dramática para los arqueólogos del Proyecto Arqueológico Nakum. Debido a las abundantes precipitaciones, el nivel del río Holmul, a cuyas orillas se sitúa Nakum, se elevó en casi 2 metros, por lo que las zonas limítrofes sufrieron inundaciones.

Los investigadores se vieron obligados a abandonar Nakum precipitadamente y a llevarse consigo prácticamente todo el equipo. Alrededor de 30 personas arrastraron el vehículo por el río Holmul por miedo a que se lo llevase una corriente torrencial. A pesar de dichos esfuerzos hubo que dejar el vehículo en la selva, ya que uno de los tramos del camino estaba inundado hasta tal punto que resultó imposible continuar remolcando dicho vehículo. En la siguiente etapa, se efectuó un recorrido de varias horas a través de la selva inundada hasta la cercana localidad de Yaxha, desde la que ya sin dificultades se podía acceder a la “civilización”.

INVESTIGACIONES DEL SECTOR NORTE

Grupo Norte Los trabajos de excavación efectuados por el Proyecto Arqueológico Nakum en la parte norte se llevaron a cabo entre los años 2006 y 2010 y se centraron principalmente en la exploración del Grupo Norte.

Este complejo se encuentra en el extremo norte del área monumental del sitio. Está formado por una plataforma grande sobre la cual hay un patio limitado al sur por un palacio de 14 cámaras (Edificio W), al norte por una plataforma grande (Edificio 99) y al este y oeste por al menos dos plataformas muy bajas que probablemente sostuvieron construcciones hechas con material perecedero (Edificios 98 y 100).

Los trabajos arqueológicos realizados en el Grupo Norte se centraron principalmente en la exploración de una pirámide de escaso tamaño, denominada Edificio 99. Durante los mismos a lo alto del Edificio 99 se descubrieron los vestigios de tres edificios, en cuyo recinto se encontraron múltiples vasijas, hachas (conservadas enteras o fragmentadas), puntas de lanzas, figuritas y otros monumentos.

Las investigaciones demostraron que los mencionados edificios que se fechan para el Clásico Terminal (alrededor de s.IX-X d.C.), esto es, en la época que se caracteriza, por una parte, por el brusco colapso de varias ciudades mayas, situadas en las Tierras Bajas del sureste de México, Guatemala del Norte y Central, Belice y Oeste de Honduras, y, por otra, por un intenso florecimiento de Nakum. El desarrollo de Nakum en ese periodo tan difícil para la cultura maya puede derivar de su favorable ubicación a orillas del río Holmul, por aquel entonces una de las fuentes de agua más importantes, además de ser el trayecto de comunicación clave en el sur de las Tierras Bajas mayas. Asimismo, en 2007, se abrió en la cima del Edificio 99 un pozo de sondeo de 2x2 m, que llegaba hasta el basamento de dicha estructura.

El mencionado pozo permitió realizar un grandioso descubrimiento: dos ofrendas a una profundidad de 7 m bajo la cima de la construcción (las denominados Ofrendas 8 y 9). Dichas ofrendas albergaban, entre otros, un hallazgo único en las tierras mayas: nueve cabezas de barro crudo, que representaban deidades mayas, así como adornos de jade, entre ellos dos en forma de cabeza de mono, discos de cerámica, cuentas elaboradas de huesos y un tubo cilíndrico con dos tapas (lo más probable es que se utilizara como colmena).

Son principalmente las cabezas de barro crudo, que supuesta mente representan a las deidades del mundo subterráneo maya, las que merecen especial atención. Además, una de las ofrendas (la n°9) contenía una espina de manta raya con bordes afilados y dentados, utilizado por los Mayas para el ritual de extracción de sangre. De hecho, es muy probable que a la vez de depositar la mencionada ofrenda, un soberano o un sacerdote efectuara un ritual de extracción de sangre. Las ofrendas estaban situadas en el eje de la escalera principal de una antigua construcción hallada bajo la Pirámide 99 y, al menos una de ellas se depositó como ofrenda fundacional antes de la construcción de la mencionada Pirámide 99.

EXPLORACIÓN DEL SECTOR SUR

Exploración de la Pirámide 15 y el descubrimiento de una tumba real maya Las investigaciones realizadas por los arqueólogos en la parte sur de Nakum se centraron en el área del más grande de los patios (el denominado Patio 1), un vasto conjunto llamado Acrópolis. A lo largo de las exploraciones precedentes, realizadas en el marco del Proyecto Triángulo guatemalteco, se investigaron todas las construcciones emplazadas en torno al Patio 1, excepto dos pirámides de escaso tamaño (denominadas por los arqueólogos Edificios 14 y 15), que se encontraban en un avanzado estado de deterioro, absorbidas prácticamente en su totalidad por la selva. En la temporada de 2006 los arqueólogos realizaron uno de los hallazgos más espectaculares en la Pirámide 15, de aprox. 12 m de altura, situada en el lado oriental del Patio 1. Las investigaciones efectuadas en dicho lugar tenían por objetivo comprobar la hipótesis según la cual la pirámide podría albergar un entierro real.

En algunos sitios mayas las tumbas de los altos dignatarios y soberanos con frecuencia se situaban precisamente en el interior de las pirámides, ubicadas en el lado oriental de las plazas, debido a que los mayas creían que el este estaba vinculado al sol renaciente y a la resurrección. Dicha hipótesis resultó ser cierta; a lo largo de las exploraciones realizadas en la cima del Edificio 15, los investigadores polacos encontraron una tumba real de inmensas dimensiones.

Las primeras lápidas que cubrían la cámara funeraria se levantaron la noche del 6 al 7 de junio de 2006 y a continuación los arqueólogos pudieron apreciar vasijas, los restos de un esqueleto y cientos de adornos de jade, entre los que, por su tamaño y exuberancia, destacaba un pectoral de jade. El jade era el mineral más valorado por los mayas, con frecuencia llamado por los investigadores “el oro de los mayas”. Los citados hallazgos confirmaron que la tumba no había sufrido saqueos con anterioridad a pesar de la existencia de dos pozos que con dicho fin se habrían excavado en la parte oriental superior de la pirámide. Los saqueadores habrían interrumpido la excavación antes de llegar a la tumba.

Una vez confirmado que se trataba de una tumba, los investigadores empezaron a recibir inquietantes noticias sobre un gran grupo de saqueadores que merodeaban por la selva en la zona de Nakum. Por este motivo, los arqueólogos decidieron levantar una carpa en la cima de la pirámide, justo al lado de la excavación, a fin de vigilar sus hallazgos e iniciar al alba una exploración.

La tumba albergaba varias vasijas de cerámica (incluido un cuenco con la imagen del Dios del maíz danzante, una de las deidades mayas de mayor relevancia), así como más de 460 cuentas de jade y conchas, que formaban más de 10 collares y otros adornos. Es particularmente interesante un plato de aproximadamente 40 cm de diámetro con la imagen del Dios del maíz, un ejemplo del estilo denominado Tikal Dancer. Hasta la fecha y durante los trabajos arqueológicos sistemáticos realizados en tierras mayas se habían descubierto únicamente cinco vasijas del mismo estilo. Otro conjunto, de más de veinte vasijas similares, procede de actividades saqueadoras y por ello se desconoce su origen exacto.

En el pecho del difunto, debajo de un exuberante collar de jade formado por varias cuentas, se hallaba un pectoral de jade de valor inestimable, con la imagen de la cara de un hombre grabada por un lado, y, con una serie de jeroglíficos, por el otro. Tal y como confirmaron los análisis efectuados por especialistas en epigrafía, y, en especial, por Simon Martin del Museo de la Universidad de Pensilvania, el primer glifo se refiere a la denominación del pectoral, aspecto muy interesante debido a que se conocen muy pocos monumentos que porten un nombre propio. El segundo y el tercer glifo constituyen un conjunto y significan el nombre del recinto y el título real de un soberano desconocido hasta entonces, cuyo nombre puede leerse como Ixim Chan (“Dios del maíz-serpiente”).

El entierro descubierto en el Edificio 15 es la primera tumba real encontrada en Nakum. Se fecha en el s. VII o entre los siglos VII y VIII d.C., esto es, una época de intenso florecimiento de la civilización maya. No obstante, se sabe que el pectoral colocado en el pecho del difunto data del periodo del Clásico Temprano (IV o V s. d.C.) y que los miembros de la familia real lo guardaban probablemente como un recuerdo familiar importante. El descubrimiento de las tumbas reales mayas no saqueadas constituye una verdadera excepción, dado que durante decenas de años los saqueadores revolvían con violencia y de forma sistemática múltiples sitios de dicha cultura en busca de objetos de valor.

Las recientes investigaciones apuntan a que el Entierro no. 1 se colocó en el interior de una de las dos cámaras pertenecientes a un templo más antiguo, situado en la cima del Edificio 15. El difunto de la tumba habría sido seguramente uno de los soberanos más importantes de Nakum, lo cual se desprende no sólo de la rica dotación de la tumba y la ubicación de la misma en el recinto de la pirámide, sino también de otras múltiples ofrendas depositadas junto al sepulcro en el momento del entierro, que probablemente serían obsequios al difunto. En 2008 se descubrieron dos de dichas ofrendas en el fondo de una de las cámaras del templo, situada junto a la tumba.

Una de las ofrendas estaba compuesta por nueve puntas de pedernal, de entre las que al menos cuatro estaban pintadas de azul (Ofrenda 12), color que los mayas asociaban con las ofrendas: antes de matar a los cautivos destinados al sacrificio se les pintaba precisamente de azul. Por consiguiente, no se puede excluir que dichas puntas desempeñaran una función ritual. Junto a las mismas se hallaba un gran plato, que originalmente se utilizaría para preparar tortillas de maíz, y en cuyo interior se encontró una cuenta de jade. Todo estaba cubierto con otra vasija colocada boca abajo.

Ya en 2006 los investigadores detectaron largas grietas en el pavimento de la tumba real del Edificio 15, lo cual sugería la existencia de otros espacios vacíos, tumbas u ofrendas, situados debajo de la cámara. A fin de explorar la pirámide con más detalle, los investigadores decidieron abrir un pozo para llegar hasta el mismo fondo de dicha construcción. A unos metros por debajo de la tumba se encontraron los vestigios de una jamba perteneciente a un templo, debajo de la cual se descubrió a su vez, una tumba emplazada en una cripta (Entierro no. 2), en cuyo interior se hallaba el esqueleto de una mujer adulta. La cabeza de la mujer se había colocado en un gran cuenco pintado y tapado con otra vasija pintada invertida.

El entierro se fecha aproximadamente en los ss. II-III d.C. (el llamado periodo Protoclásico, hasta hoy día uno de los periodos de la historia maya menos conocidos). El entierro en cuestión se relaciona con uno de los primeros estadios constructivos del Edificio 15. Las vasijas pintadas colocadas en el sepulcro constituyen una verdadera obra maestra del arte cerámico y un hallazgo especialmente inusual. La ubicación de dicha tumba junto con su dotación pueden sugerir que la persona enterrada formaba parte de la familia real local.

Friso de estuco, canal y vasija para beber cacao. Exploración de la Pirámide 14 Los planes de los arqueólogos polacos contemplaban también la exploración del denominado Edificio 14, una pirámide de escaso tamaño, situada al sur de la Pirámide 15. En 2007 se encontraron tres cámaras abovedadas en el interior del Edificio 14, a una profundidad de aprox. 5 m. Dos serían estancias pertenecientes a un palacio o templo, mientras que en el caso de la tercera cámara lo más probable es que ésta haría las veces de sepulcro, donde se hallaría supuesta mente una tumba real o una cámara utilizada como capilla funeraria, en la que permanecían los cadáveres de los miembros de la familia real antes de ser depositados en el correspondiente sepulcro.

Por desgracia, posiblemente todavía en la época precolombina, la cámara fue saqueada. No obstante, se descubrieron en su interior numerosos fragmentos de vasijas, dientes humanos y fragmentos de relieves modelados en estuco que adornaban la fachada de una construcción desconocida. Bajo el pavimento de la referida cámara se encontró un friso de estuco, parcialmente conservado, pintado de rojo, negro y rosa, actualmente de una altura de aprox. 1 m. En el mismo se distinguen las piernas de dos personajes (soberanos o seres mitológicos; puede tratarse incluso de los Hermanos Gemelos conocidos por el libro Popol Wuh) y unas patas animales de tamaño imponente pertenecientes a una deidad monstruosa o a un enano. El friso data del periodo Protoclásico (alrededor del s. II-III d.C.) o de principios del llamado periodo Clásico Temprano (s. IV-V d.C.). Conforme a lo señalado con anterioridad, el periodo Protoclásico es el menos conocido de la historia maya. Las investigaciones realizadas en Nakum, durante las que se encontraron entierros, ofrendas y el mencionado friso del periodo Protoclásico, brindan una oportunidad de conocer mejor dicho periodo y establecer con precisión su marco cronológico.

En 2008 se realizaron ulteriores descubrimientos de gran relevancia en las paredes occidental y septentrional de la Pirámide 14, donde los arqueólogos polacos hallaron un canal de ingeniosa construcción en forma de una gotera de piedra. Probablemente dicho canal evacuara al exterior de la pirámide el agua proveniente de sus altas terrazas. Asimismo, es posible que desempeñase una función ritual. La forma como se construyó ese canal indica que podría utilizarse en espectáculos especiales (a los que asistía probablemente el mismo soberano), relacionados con el culto al agua y montaña sagrada contemplados por la población agrupada en el cercano Patio 1. Del recinto de la Pirámide 14 proceden también bellísimos hallazgos de cerámica.

La superficie de una de las vasijas encontradas está decorada con jeroglíficos estilizados (los llamados pseudoglifos). El análisis del contenido del jeroglífico procedente de los fragmentos de otra vasija sugiere que servía a uno de los soberanos o uno de los más altos dignatarios para tomar cacao (kakaw), bebida destinada exclusivamente a las clases más altas.

Fuentes

Este articulo fue gentilmente proporcionado para Enciclopedia Guatemala, por el Arqueológo Jarosław Źrałka,de la Universidad Jaguelónica de Cracovia en la conferencia dictada el la Universidad Francisco Marroquín.Marzo de 2012

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
googleadsense
Herramientas

Acciones